X

El marido de su alumna la mira haciendo ejercicios de yoga, desnudarse alcanza para atraerlo haciendo que elongue sus nalgas. Quien debía tomar clases ha salido de compras, igualmente hará su rutina, pues sabe que ese hombre no le quitará la vista de encima. El resultado es inmediato, en segundos lo tiene recostado junto a la lujosa piscina con el pene entre sus labios, habiendo dejado el furor suficiente sube a cabalgar dejando el trasero a la cámara donde se puede observar el embudo precioso esperando …